«¿Qué grado de especialización podéis ofrecer con vuestras clases de inglés empresarial?». Esta pregunta surgió hace ya unos años en una reunión con el departamento de RR. HH. de una gran empresa de ingeniería. El objetivo era planificar el enfoque de sus cursos de Business English para profesionales.

Y esa pregunta era muy relevante, pues el inglés para empresas suele ser demasiado generalizado. Por este motivo, en Melton Language Service seguimos una metodología de enseñanza de Business English que se basa en una detección de necesidades exhaustiva. A partir de ahí, diseñamos cursos de inglés específicos para cada empresa, y los implementamos ofreciendo el equilibrio perfecto entre teoría y práctica. Veamos en este post cómo son nuestros programas de Business English.

¿Qué es el Business English o inglés empresarial?

 

Hace 25 años, el inglés empresarial (o Business English) era la gran novedad del mundo de la enseñanza de idiomas. Tanto profesores de idiomas como academias estaban seguros de que el Business English solucionaría los problemas con el inglés de cualquier trabajador.

Sin embargo, todo esto tiene un problema: la palabra EMPRESARIAL.

¿De qué tipo de empresa estamos hablando? ¿La del desarrollador de software, la del investigador científico, la del responsable de RR. HH., la del ingeniero civil? 

El inglés empresarial como término resulta demasiado genérico. Por desgracia, hoy en día todavía se utiliza y se enseña así en todo el mundo.

Si se tiene en cuenta el contenido de cualquier libro de texto sobre Business English, ya sea Market Leader, Business One to One o Cambridge Business Benchmark, veremos que es genérico por naturaleza.

Si se enfocase en las necesidades de un solo sector, excluiría al resto y vendería muy poco. Suelen incluir unidades sobre cómo realizar presentaciones en inglés, cómo negociar en inglés o cómo hacer reuniones en inglés.

Seguro que alguna vez te has encontrado con ese empleado de empresa energética preparando su presentación técnica para unos accionistas de Dubái pero basándose en material sobre la venta de zapatillas deportivas en China.

Obviamente, los libros de inglés business y los cursos de inglés para los negocios también tienen sus cosas buenas. Muchas estructuras lingüísticas son transversales por naturaleza y se pueden utilizar en muchos contextos y sectores profesionales.

Los cursos de inglés para reuniones forman parte del Inglés Empresarial

 

Aprender las estructuras necesarias para dar opiniones, mostrar acuerdo o desacuerdo o realizar sugerencias supone una ventaja extremadamente útil. Los buenos cursos de inglés empresarial también profundizan en estos matices al enseñarte diferentes grados de acuerdo, opinión o sugerencia.

Comprueba la diferencia entre:

Frases para mostrar acuerdo en inglés:

I completely agree, I agree up to a point (Estoy completamente de acuerdo, Estoy medianamente de acuerdo)

Frases para dar opiniones en inglés:

From my point of view, I am convinced that… (Desde mi punto de vista, estoy convencido de que…)

Frases para hacer sugerencias en inglés:

I strongly suggest, maybe it would be a good idea to… (Recomiendo encarecidamente, Podría ser buena idea…)

Así mismo, también existen cursos de inglés de negocios que van un poco más allá y distinguen entre registros. De este modo, ilustran las diferencias entre lenguaje formal, semiformal y coloquial y su aplicación en diferentes contextos empresariales o personales.

 

Los registros en el inglés profesional para empresas

El Business English también incluye al inglés para presentaciones

El inglés para presentaciones supone otro buen ejemplo con estructuras de uso universal. Cualquier persona que necesite realizar una presentación, incluso de registro neutro, se beneficiará del conocimiento de los marcadores y conectores del discurso. Estos te permiten fluir por la presentación con facilidad.

Por ejemplo, con el uso del gerundio para enlazar las ideas de su discurso.

Moving on to the area of finance… (Ahora, en el ámbito financiero…)

Referring back to the diagram we saw earlier… (Con respecto al diagrama que hemos visto anteriormente…)

No cabe duda de que todas estas expresiones y estructuras del inglés de negocios resultan increíblemente útiles y necesarias. 

¿Cómo llevamos esto un paso más allá? ¿Cómo podemos hacer que las clases de inglés para empresas sean más prácticas y específicas? ¿Y por qué no se intenta conseguirlo en la mayoría de empresas de formación de idiomas y academias de inglés?

El inglés para negociaciones es esencial en un curso de Business

El libro de texto de Business English estándar o medianamente específico para nivel Intermedio o Avanzado te ayuda a practicar el First Conditional para Business English.

If I deliver your product by Friday, you will give me a discount of 20%.  (Si entrego tu producto el viernes, me aplicarás un descuento del 20 %.)

O te ofrecerán ayuda ante la falta de comprensión:

Could you repeat that please? (¿Podrías repetir eso último, por favor?)

Sin embargo, todavía hoy estos libros de texto ofrecen contenidos muy básicos y generales en lo referente a situaciones del día a día empresarial real, y aún disponen de mucho margen de mejora. Por ejemplo:

If I deliver your product by Friday, you will give me a discount of 20%.

Esta frase está muy bien construida desde el punto de vista gramatical. Pero, ¿cuándo utilizarla?

Si la usas en medio del proceso de negociación inicial, resultará muy altiva y arrogante. Aunque es perfectamente aceptable cuando se utiliza en el proceso de recapitulación de los puntos acordados.

Si decimos, “Could you repeat that please?”, es muy probable que la persona repita exactamente lo que acaba de decir. Y si no lo entendiste la primera vez, seguramente no lo entiendas la segunda.

Sería mejor decir, “Could you rephrase that please? I’m not sure I’m following?” (¿Podrías reformular lo que has dicho? No sé si te he entendido bien.)

De este modo, consigues que respondan a la pregunta o realicen su afirmación utilizando otras palabras, y con el conocimiento de que tienes dudas sobre si les habías comprendido correctamente la primera vez. Y todo ello sin parecer un estudiante de inglés, algo que desde luego no quieres que ocurra en una negociación.

¿Por qué los cursos de inglés empresarial son tan difíciles de encontrar?

 

Para ser sinceros, no son difíciles de encontrar. Hay muchos, pero no son lo que realmente necesitan las empresas ni sus directivos, ya que no se centran en sus necesidades. A lo sumo, un profesor dinámico y didáctico podrá enseñarte las fórmulas genéricas para reuniones, negociaciones y presentaciones que hemos visto antes, en contextos abstractos.

Como no podía ser de otro modo, la calidad del profesorado es fundamental en el progreso de los estudiantes de inglés. Pero imagínate contar con este fantástico profesorado y que, además, te ofrezca la oportunidad de replicar exactamente lo que haces en la vida real.

Por ejemplo, con el uso del gerundio para enlazar las ideas de su discurso.

Moving on to the area of finance… (Ahora, en el ámbito financiero…)

Referring back to the diagram we saw earlier… (Con respecto al diagrama que hemos visto anteriormente…)

Los buenos profesores de idiomas o cursos de inglés para los negocios llevan todo esto un paso más allá. Ofrecen a sus estudiantes consejos sobre cómo poner en práctica sus aprendizajes en la vida real.

¿Cómo son los cursos de Business English para aprender habilidades específicas?

 

Un profesorado excelente y cursos de inglés hechos a medida: esta es la combinación perfecta para conseguir resultados lingüísticos. Pero, ¿cómo se diseña un curso de Business English específico y de calidad? Nosotros tenemos la respuesta: en solo tres pasos.

El primero, y el más importante, es la detección de necesidades inicial mediante un briefing; el segundo, es la planificación de la metodología a seguir y los posibles escenarios a trabajar; y, el tercero, la propia implementación en el aula (ya sea clases en formato presencial o clases online) mediante teoría y práctica de toda la información recogida y gestionada en los dos pasos anteriores.

 

1. Cómo organizar un curso de inglés empresarial: preguntas clave

Este paso es un prerrequisito fundamental para poder preparar un curso como es debido. Y no basta con centrarse en las preguntas habituales:

  • ¿Realizas presentaciones en inglés?
  • ¿Asistes a reuniones?
  • ¿Tienes que participar en negociaciones?

Siempre debe haber preguntas secundarias. Se necesita más información para poder planificar los cursos específicos de inglés adecuados para cada sector profesional.

Preguntas sobre presentaciones:

  • ¿Ante quién expones tus presentaciones en inglés?
  • ¿Cuál es la temática de tus presentaciones?
  • ¿Qué relación tienes con tu público?
  • ¿Cuánto duran las presentaciones?
  • ¿Habrá un turno de preguntas al final?

Preguntas sobre reuniones:

  • ¿Las reuniones son formales o se trata de grupos de trabajo más informales?
  • ¿Las reuniones son interactivas?
  • ¿Cuál es el protocolo de preguntas de las reuniones?
  • ¿Debes liderar la reunión en algún momento?

Preguntas sobre negociación:

  • ¿Con quién negocias? ¿Proveedores locales? ¿Funcionarios públicos?
  • ¿Existe un plazo para las negociaciones?
  • ¿Negociarás con cifras, datos, etc.?
  • ¿Negociarás con más de una parte?
  • ¿Presentarás tu producto en la reunión por primera vez?
  • ¿O se trata ya de una segunda reunión para «cerrar el trato»?
  • ¿Quieres persuadir o convencer a un cliente o solo le estás aportando información?

Una vez tengamos toda esta información, podremos planificar los cursos de Business English según tus necesidades profesionales.

2. Cómo planificar un curso de Business English 

Existen varios factores a tener en cuenta cuando se planifica un curso de inglés profesional para empresas, aunque el equilibrio entre teoría y práctica es uno de los más importantes.

Siempre trabajaremos con terminología, expresiones y contextos específicos del sector o de la necesidad actual de la compañía y el equipo (presentación de productos, búsqueda de partners locales, etc.).

Caso de estudio: Reuniones en inglés con clientes extranjeros

Imagina a un/a project manager y su equipo en una empresa española de telecomunicaciones. Gracias al briefing de detección de necesidades, sabemos que viajan regularmente al Reino Unido. Participan en varias reuniones acerca de la implementación de una infraestructura de red 5G en colaboración con un proveedor local.

Los empleados necesitan participar en reuniones para establecer los objetivos del proyecto, ofrecer presentaciones sobre aspectos técnicos de la infraestructura, negociar plazos y, en cierto modo, determinar también el liderazgo del proyecto.

De acuerdo con esta información, el curso estaría dividido en proporcionar conocimientos y las estructuras lingüísticas necesarias para llevar a cabo estas tareas de manera adecuada. De este modo, podrán replicar situaciones con roles reales y específicos que permitan poner estos conocimientos en práctica.

Esta última fase comprende algo que no pueden proporcionar un libro o una metodología de enseñanza genéricos. Se trata de un curso de inglés profesional que se debe diseñar teniendo en cuenta las necesidades específicas y el sector del cliente.

Ejemplo de clase: Role-play de una primera reunión con un proveedor del Reino Unido

Tienes la primera reunión con el equipo de gestión de proyectos de *******, una empresa de telecomunicaciones británica.

Con la ayuda del resto de miembros de tu grupo, elabora una lluvia de ideas sobre lo siguiente:

  • ¿Qué quieres obtener con esta primera reunión?
  • ¿Qué crees que busca la otra parte?
  • ¿Cuáles son tus objetivos principales y secundarios?

Piensa en el tipo de colaboración que queréis determinar, los roles de liderazgo, si se comparte el riesgo financiero, los plazos, los objetivos, etc.

Prepara una lista de preguntas con el resto del grupo, cualquier cosa que queráis descubrir en esta primera reunión.

Ahora, llega el momento de tener la reunión con el equipo del Reino Unido. Recuerda que, al final de esta reunión, se deberá llegar a cierto grado de consenso acerca de la colaboración futura.

En este punto, los estudiantes ya habrán adquirido conocimientos sobre acuerdo/desacuerdo, realizar sugerencias, aportar opiniones, mostrar interés, etc. En este caso, hemos ido un paso más allá y hemos proporcionado un entorno realista para practicar las habilidades lingüísticas ya vistas en clase.

Debe existir este equilibrio entre aprendizaje teórico, siempre más genérico por naturaleza, y práctica, la cual debe ser lo más específica posible. Esta especificidad es viable gracias al detallado análisis de necesidades y la aplicación de la información obtenida para planificar el curso.

3. Cómo implementar un curso de inglés empresarial

Una vez que el curso de inglés empresarial ha sido diseñado y los materiales preparados, se pasa a la última fase, la de su implementación.

Aquí prevalecen dos factores que juegan un papel fundamental: el profesor experto en didáctica de idiomas y la metodología de clase. La metodología siempre debe permitir al estudiante practicar con ejemplos de la vida real, y se debe completar con correcciones prácticas y feedback. 

Caso de estudio: Presentación en inglés ante clientes potenciales

La persona responsable de I+D en una empresa española de ciberseguridad tiene que dar una presentación ante clientes potenciales de Oriente Medio.

Gracias al briefing previo para la detección de necesidades, sabemos que la presentación debe ser formal. Incluirá la muestra de datos mediante diagramas, gráficos y tablas, que existirá la intención de «vender» la empresa al cliente y que habrá una ronda de preguntas al final de esta.

En la fase de planificación del curso de inglés para profesionales se han incluido diferentes áreas teóricas en el programa. Inglés para presentaciones, inglés para persuadir y generar interés, paralingüística de una presentación y recursos para responder un turno de preguntas.

Ahora, el estudiante deberá realizar la presentación ante el resto de la clase (si es un grupo) y el profesor o profesora. Después, al acabar, tendrá que responder sus preguntas. Con este tipo de curso de Business English los alumnos practicarán específicamente lo que tienen que hacer en la vida real.

El rol del profesor es vital en este paso de implementación. Durante la presentación, el profesor o profesora de inglés para empresas apuntará los errores, lo que se podría haber hecho mejor y aquello que se ha hecho bien. Todo ello se repasará en el feedback pertinente. 

Cómo dar feedback en una clase de presentaciones en inglés

Cursos de inglés para empresas en Madrid | Melton Language Services

Aspectos paralingüísticos de una presentación:

  • Velocidad – Un poco rápido de más al principio, pero correcto en general.
  • Contacto visual – Bueno, pero procura no limitarte a una sola zona del aula.
  • Lenguaje corporal – Generalmente distendido, lo cual es bueno, pero ten cuidado cuando hagas referencias a partes de un diagrama o gráfico, ya que dabas la espalda al público.
  • Pausas – Has hecho las suficientes, pero recuerda que tienes que respirar, esto te ayudará a crear la entonación correcta y evitar una modulación demasiado plana.

Desempeño en el turno de preguntas

Puntos fuertes:

  • Recordaste interpelar al interlocutor antes de responderle, p. ej.: Thanks for the question, that’s an interesting question, I’m glad you asked that. (Gracias por la pregunta, Es una pregunta interesante, Me alegro de que preguntes eso.)
  • Los recursos utilizados para posponer una pregunta han sido excelentes, y es algo complicado de conseguir: I’ll get back to you after the presentation with that information, I’m afraid I don’t have all the details with me right now. (Permíteme que hablemos sobre ello después de la presentación, Me temo que no dispongo de esa información ahora mismo.)

Puntos a reforzar:

  • No digas I don’t understand you. Recuerda que tus clientes tampoco son nativos en inglés y podrían interpretar tu reacción como una confirmación de su nivel de inglés. Utiliza las fórmulas que vimos en clase, como I didn’t quite catch that… Do you mean… (Creo que no te he escuchado bien, ¿Quieres decir que…?)
  • Asimismo, evita construcciones como As I told you earlier… (Como os dije antes); es demasiado directa y pone el foco en su falta de atención. Recuerda lo que estudiamos en clase: As we saw earlier, as I mentioned previously» (Como hemos visto antes, Como he mencionado previamente…) Se trata de frases mucho más neutras que no resultan ofensivas.
Cursos de inglés para empresas en Madrid | Melton Language Services

¿Dónde encontrar cursos de Business English de calidad?

 

Si estás buscando un curso de inglés empresarial de calidad con el que aprender habilidades profesionales en inglés adaptadas a la realidad de tu sector y tu día a día laboral, quizás te preguntes «¿Qué grado de especialización podéis ofrecer con vuestras clases?».

Como has podido ver, la respuesta es muy sencilla. Los cursos de inglés de negocios para empresas de Melton Language Services pueden ser tan específicos como tú necesites. Gracias a nuestro modelo de diseño en tres pasos (briefing, planificación e implementación) podemos crear sesiones de formación en inglés a la medida de tus necesidades empresariales para que puedas cumplir tus objetivos sin que el idioma suponga una barrera.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Contáctenos

Melton Language Services Logo

Sobre nosotros

En Melton Language Services ofrecemos formación profesional a personal público y de empresas que necesitan resultados específicos. Utilizamos una metodología dinámica que aporta las herramientas necesarias para que los empleados adquieran las habilidades profesionales más efectivas. No importa si eres una solo persona o un grupo, si formas parte del sector público o del privado. Tenemos los servicios que necesitas y te mereces.

Información de contacto

(34) 91 894 3616

}

De lunes a viernes de 8:00 - 19:00,

sábados y domingos cerrado

Inglés empresarial para profesionales |Melton Language Services
Copy link
Powered by Social Snap